Bravo: “Se debe correr para disfrutar, pero con sentido común”


El Simposium en Medicina Deportiva será el sábado 18 a las 18.00 horas y será impartido por Jerónimo Bravo tiene por título “¿Cómo preparar una media maratón?
El cacereño de origen Jerónimo Bravo será el ponente del Simposium de Medicina Deportiva de la Mitja Marató Vila de Santa Pola, que este año tiene por título “¿Cómo preparar una media maratón?”. Tendrá lugar el sábado 18 de enero a las 18.00 horas.


Bravo es Licenciado en Psicopedagogía y Educación Física, Máster en Organización y Gestión de Entidades Deportivas, Doctorando en el Departamento de Psicología Evolutiva. Ha entrenado a atletas de diversos países desde Eritrea, EEUU, México o Japón y es asesor y autor en diversos medios especializados en atletismo. Con este bagaje, explicará cuáles son las claves básicas para afrontar una media maratón y cuáles son las características que debe tener un entrenamiento dirigido a esa prueba.


Diferencias notables
Apenas existe un país en el que Bravo no haya entrenado y, haciendo comparativa, destaca que España tiene una cultura del atletismo todavía muy joven, “somos como recién nacidos en este sentido porque hay quienes no han cambiado su mentalidad y ven absurdo a un corredor con mallas”.


Frente a ello, en los países sajones “incluso los amateurs buscan un entrenador personal y a los sajones no les importa qué marca has hecho sino que lo has hecho”. La aproximación al corredor también es diferente en Japón, donde es “considerado una especie de héroe y al que se le guarda un gran respeto”.


Físico y mental
Disfrute y sentido común son los pilares en lo que Bravo basa la participación en cualquier evento deportivo, al igual que los antiguos griegos propugnaban el equilibrio entre mente y cuerpo. “Se requiere una gran capacidad agonística y de tiempo”, advierte Bravo, dado que 21 kilómetros es una distancia que “hoy en día nadie se plantearía hacer andando para ir al pueblo de al lado, por lo que no es una actividad normal en la vida diaria”.


Físicamente, una media maratón requiere unas exigencias y Bravo aconseja que no participe “cualquier persona que no pueda correr 4 días o al menos 30 kilómetros a la semana”. Lo ideal es saber, antes de la prueba, que un profesional avale que se está en buena forma física. Después de la carrera “el efecto rebote es siempre negativo y la recuperación dura cuatro semanas”, por ello Bravo recomienda visitar un fisioterapeuta e ir aumentando el entrenamiento paulatinamente.


Tampoco hay que dejar de lado el aspecto mental, dado que se trata de un desafío psicológico, “el atleta debe estar convencido de lo que quiere hacer, dispuesto al sacrificio y a superar momentos malos sin perder la moral”. Preguntado por el aspecto autocompetitivo, Bravo es rotundo: “La autoexigencia es buena siempre que la dirijas en la dirección correcta, si no tienes los medios físicos, no te obsesiones. Se debe correr para pasárselo bien, más allá, que no te vaya la vida en eso”.


Otro aspecto importante a cuidar es la alimentación. Aquí Bravo apela al “sentido común. No comas una paella o un cocido, sino una dieta sencilla, fácilmente digerible con predominio de hidratos de carbono. No se debe perder la noción de lo que se es y hacer barbaridades a la hora de correr”. Además, dado el elevado nivel de humedad de Santa Pola, que provoca una mayor pérdida de líquido, Bravo recuerda la especial importancia de la hidratación.


Fuente APDA